Recincronizadores

 Los resincronizadores son los dispositivos más sofisticados de todos. Pueden llegar a tener hasta 3 cables que llegan al corazón (tanto al lado derecho como al lado izquierdo del corazón). En un corazón normal, los dos ventrículos (el izquierdo y el derecho) se contraen a la vez, de forma sincronizada. Sin embrago, algunos pacientes con insuficiencia cardiaca presentan una contracción no sincronizada de ambos ventrículos (uno se contrae antes que el otro). Para solucionarlo, el resincronizador aplica una pequeña descarga eléctrica a los dos ventrículos a la vez, logrando que se contraigan de forma sincronizada (como su indica su nombre -resincronizador-). Por lo tanto, el resincronizador es un marcapasos (estimula al corazón para que se contraiga) pero en vez de estimular un solo ventrículo lo hace en los dos ventrículos a la vez. Como los pacientes que reciben un resincronizador tienen el corazón muy debilitado, el mismo aparato puede tener también función de desfibrilador, para tratar las arritmias ventriculares malignas en caso de que aparezcan. Los resincronizadores han demostrado aumentar la supervivencia de los pacientes que los reciben, e incluso pueden aumentar la fuerza global con la que se contrae el corazón.

Comments are closed.