Ablación por Radiofrecuencia

¿Qué es la Ablación por Radiofrecuencia?
La ablación por radiofrecuencia es una forma de tratar distintos tipos de arritmias y consiste en mapear el circuito eléctrico en el corazón que origina una taquicardia y eliminarla, curando en la mayoría de los casosla enfermedad.
El cuidadoso estudio electrofisiológico previo permite conocer con precisión donde se ubica este circuito y cual “tester” eléctrico, ubicar el catéter con el que se emite radiofrecuencia, creando la resistencia eléctrica necesaria para que no permita su paso.

¿Cómo se realiza la Ablación por Radiofrecuencia?
Para realizar una ablación con radiofrecuencia se introducen, al igual que para un estudio electrofisiológico, varios catéteres por punción en una o varias venas. Estos catéteres son cables eléctricos muy finos que se introducen a través de una aguja y avanzan guiados por rayos X a través de las venas ,ubicándose dentro del corazón en los sitios necesarios.
Ello permite estudiar la activación eléctrica del corazón durante la taquicardia y ver dónde se origina ésta. Posteriormente se lleva el catéter de ablación hacia este punto y se aplica la radiofrecuencia.
Habitualmente hay que realizar varias aplicaciones de radiofrecuencia. En algunas circunstancias la taquicardia se origina en las cámaras izquierdas, por lo que la punción es arterial (femoral) o atraviesa el septum interauricular.
El procedimiento se realiza habitualmente con anestesia local en la zona de punción. Durante el procedimiento el paciente está consciente y puede comunicarse con los médicos y enfermeras.
La duración del procedimiento es muy variable dependiendo de la dificultad de cada caso; el promedio es de 2 horas. Dependiendo de la taquicardia a tratar, del resultado de la ablación y de la situación clínica del paciente, éste podrá retornar a su casa el mismo día, o lo que es más habitual, al día siguiente.

¿Qué resultados tiene?
La ablación con radiofrecuencia tiene un porcentaje de éxitos variable según el tipo de taquicardia. La probabilidad de curación de las taquicardias más habituales es superior al 90% con una sola sesión.

¿Qué molestias generan?
Las molestias habituales del procedimiento son las derivadas de las punciones, de las palpitaciones que se pueden producir durante el estudio y de la inmovilización que tiene que mantener durante el procedimiento y en las 12 horas siguientes. Las emisiones de radiofrecuencia que se hacen con el catéter de ablación no duelen, excepto cuando se hacen en algunas zonas muy concretas.

Comments are closed.